Bienvenidos al portal de formación católica www.unioncondios.org - Unión con Dios – unioncondios.org – Católico - Todos los recursos católicos al alcance de tu mano. Kerygma, Oración, Catequesis, Sacramentos, Espiritualidad, Sagradas Escrituras, Liturgia, Doctrina Social, Cristología, Santos Padres, Iglesia, Gracia, Vida Carismática, Historia de la Iglesia, Magisterio, Teología Moral, Ecumenismo, Bioética, Mariología, Santoral, Sumo Pontífice, Santidad, Escatología, Mística, Ascética, Santísima Trinidad, Teología Dogmática, Derecho Canónico y toda la formación y el acompañamiento espiritual para que puedas avanzar hacia la unión con Dios. Necesito ayuda espiritual. Quiero donar. Donde donar. Quiero ayudar. Necesito Oración. Necesito ayuda -Iglesia Católica Apostólica Romana. Católico. Cristianismo.

                              

 

 Portal Católico unioncondios.org - Portal de Formación Católica y Acompañamiento Espiritual - Quiero avanzar en la fe católica – Iglesia católica apostólica romana – fe católica – unión con Dios – Dios Padre – Dios Hijo – Dios Espíritu Santo – Necesito ayuda espiritual – necesito confesarme – formación católica – grupos de oración – donde puedo hacer un retiro – quiero hacer un retiro – encuentro con Dios – Convivencias con Dios – espiritualidad carismática – rcc – retiro espiritual – como puedo crecer en la fe católica – sitio oficial católico – necesito ayuda – estoy mal – estoy mal espiritualmente – estoy depresivo – necesito que me ayuden – donde encontrarme con Dios – kerigma – oración – catequesis – sacramentos – espiritualidad – sagradas escrituras – liturgia – doctrina social de la iglesia – cristología – santos padres – iglesia – gracia – vida carismática – historia de la iglesia – magisterio – teología moral – ecumenismo – diálogo interreligioso – bioética – mariología – santoral – sumo pontífice – santidad – escatología – mística – ascética – santísima trinidad – teología dogmática – derecho canónico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SECCIÓN

“EXTERNAS”

 »»  Síguenos en todas las redes… #unioncondios        

  

Diálogo

 Periódico católico, mensual y gratuito fundado en marzo de 1993.

 

 

juancarlospisano_papafrancisco.gif 

 

El recuerdo de Juan Carlos Pisano...

 

     Con la edición número 234 del periódico católico Diálogo hemos querido brindar homenaje a nuestro querido Juan Carlos Pisano. Aquí presentamos ese ejemplar que, sin duda, quedará en el recuerdo de todos los que hemos compartido sus enseñanzas, sus ganas de evangelizar, sus deseos de ayudar a todos los agentes de pastoral.

 

 

 El ejemplar del recuerdo... octubre 2014 234periodico_dialogo_234.jpg

 

 

juan_carlos_pisano.jpg2014/10  Palabras de María Inés Casalá

 

     Se me hace muy difícil escribir esta nota. Diálogo ha sido un proyecto compartido por más de veinte años. Lo empezamos en Bariloche con Marcelo Murúa y desde hace unos años lo seguíamos Juan Carlos y yo. Con el apoyo de nuestros hijos que embalaban los periódicos y que veían que la mesa del comedor estaba repleta de libros dados en canje de publicidad y nos preguntaban si con eso podíamos irnos de vacaciones.


     Fuimos creciendo y construyendo la familia en torno al texto del Evangelio de Mateo 6: «Por eso les digo: No se inquieten por su vida, pensando qué van a comer, ni por su cuerpo, pensando con qué se van a vestir. ¿No vale acaso más la vida que la comida y el cuerpo más que el vestido? Miren los pájaros del cielo: ellos no siembran ni cosechan, ni acumulan en graneros, y sin embargo, el Padre que está en el cielo los alimenta. ¿No valen ustedes acaso más que ellos? ¿Quién de ustedes, por mucho que se inquiete, puede añadir un solo instante al tiempo de su vida? ¿Y por qué se inquietan por el vestido? Miren los lirios del campo, cómo van creciendo sin fatigarse ni tejer. Yo les aseguro que ni Salomón, en el esplendor de su gloria, se vistió como uno de ellos. Si Dios viste así la hierba de los campos, que hoy existe y mañana será echada al fuego, ¡cuánto más hará por ustedes, hombres de poca fe! No se inquieten entonces, diciendo: ¿Qué comeremos, qué beberemos, o con qué nos vestiremos?. Son los paganos los que van detrás de estas cosas. El Padre que está en el cielo sabe bien que ustedes las necesitan. Busquen primero el Reino y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura. No se inquieten por el día de mañana; el mañana se inquietará por sí mismo. A cada día le basta su aflicción».


     Siempre confiamos en que Dios iba a proveer lo necesario mientras nosotros trabajábamos para construir un mundo mejor. Diálogo fue parte de este sueño y, en cada página, mes a mes, año tras año, lo intentamos. El que conoció nuestra casa sabe que Diálogo estaba hecho entre los dos, con una computadora al lado de la otra y mates o gaseosas compartidas. Por eso, yo no voy a seguir al frente del periódico y le pedí y ofrecí a amigos si se querían hacer cargo. Sé lo que significa Diálogo para mucha gente que lo pide y lo sigue desde hace más de veinte años, pero me sería imposible o por lo menos muy difícil seguirlo sin Juan Carlos.


     No hay, o por lo menos yo no encuentro muchas palabras para expresar lo que siento, pero me gustaría compartir con ustedes lo que escribí en el Facebook de Juan Carlos para todos los «amigos» que lo seguían y con los cuales se comunicaba día a día.


     «Soy Inés, esposa y compañera de Juan Carlos de toda la vida. Él murió en nuestros brazos el 8 de septiembre. Crecimos juntos y caminamos de la mano durante casi 40 años. Hoy con nuestros hijos, amigos, alumnos, compañeros, lo despedimos con gran dolor. Luchó mucho, se hizo de a poco, siempre apostando para adelante y confiando en que se puede construir un mundo mejor. Siempre con proyectos nuevos y dando una mano al que lo necesitara. Hoy lo veo en la foto que él eligió para esta página, haciendo magia y llevando luz, una luz que intentaba descubrir día a día. Ya navega mar adentro con los amigos y familiares que partieron antes. Hoy en el cielo continúa la fiesta y habrá más magia, sonrisas, obras de teatros, recitales, charlas, abrazos y cuentos. Quizás esté haciendo algún reportaje o teniendo una de las charlas que iba a tener en la hora del juicio por la mañana. «En la tarde de la vida nos examinarán en el amor», creía, enseñaba y vivía. Estoy segura que está más que aprobado. Te voy a extrañar mucho, pero seguiré caminando con nuestros hijos, nietos y amigos, buscando formas nuevas de construir el Reino.


     Agradezco a todos los que escribieron acerca de él. No puedo contestar uno por uno, pero yo fui testigo de lo que significaron para él, de la importancia que daba a responder a cada uno. Siento que sigue vivo en cada uno de nosotros que lo quiere y como él repetía en cada encuentro, siento que Dios nos sostiene en la palma de la mano y que cada uno de los que me abrazaron a mí o a mis hijos y familiares, son la mano visible de un Dios que nos ama. El mundo es mejor y diferente gracias al paso de Juan Carlos por él.


     Gracias a la vida que me ha dado tanto...»

 

>> inescasala@gmail.com

 

memoria_juancarlospisano.jpg

 

2014/10  Palabras de Gerardo García Helder

 

“Piensen en los líderes que les anunciaron el mensaje de Dios,  pues ellos confiaron siempre en Dios. Piensen mucho en ellos y sigan su ejemplo.” (Heb 13,7)


Doy gracias a Dios por el don de la vida de Juan Carlos y por la gracia que tuve de haber colaborado con él en algunos de sus innumerables emprendimientos durante este último cuarto de siglo. Me considero un testigo privilegiado de su pasión por el Reino, de su admirable constancia, de su infinita paciencia, de su gran humildad, de su extrema austeridad, de su admirable (y envidiable) prolijidad, de muchos de sus sueños y de algunos pesares.

 
De él he aprendido infinidad de cosas en todos estos años. En algunas etapas de este camino nos veíamos a diario varias horas para trabajar. El tiempo siempre resultaba escaso porque estaba poblado de nombres, de recuerdos, de anécdotas, de asociaciones graciosas y era salpicado a cada rato por nuevas ideas e inquietudes.


Quienes venimos haciendo Diálogo (algunos desde hace 21 años) –con vientos a favor o en contra– sabemos que Juan Carlos era mucho más que el responsable de coordinación, revisión y producción general. No va a ser fácil cubrir todos los espacios que él habitaba con su arte y con su magia.  El 13 de septiembre, aniversario de mi bautismo, me escribe María Inés Casalá un correo donde me ofrece me haga cargo de la dirección del periódico. A pesar de tener la costumbre de responder de inmediato los e-mailes que recibo, me demoré un día en contestar. A pesar de no tener problemas en el sueño, esa noche no pegué un ojo. Tengo tantas cosas entre manos… y los libros que quiero leer se siguen apilando en mi escritorio…


Pensando en el testimonio de Juanca y de María Inés –dos auténticos líderes cristianos, discípulos misioneros de Jesucristo– y en tantas personas que reciben Diálogo con ilusión, sobre todo los que viven en poblaciones alejadas de las urbes y sin acceso a otros medios de formación, acepto este servicio. «Nada pedir, nada rechazar» me recuerda san Francisco de Sales. Confío en que muchos de los que vienen haciendo posible la edición y el sostenimiento de Diálogo seguirán colaborando y espero que otras personas se sumen a este ministerio. Toda sugerencia, toda crítica constructiva, todo aporte sigue siendo bienvenido y valorado.


¡Adelante! Vamos andando, un día a la vez.


>> direccion@dialogo.com.ar

 

martin_juancarlospisano.jpg2014/10  Palabras de Martín Gozdziewski

 

Juan Carlos Pisano: un maestro y guía constante


Fuiste fundamental en mi vida. Tenía doce años cuando vi una dirección en la Hojita de los Niños y me animé a escribirte una carta. Nunca voy a olvidar el día que me respondiste. ¡Qué alegría inmensa! Me contestaste la carta y luego me llamaste por teléfono a mi casa. Corrí al teléfono. El corazón me latía muy fuerte por la sorpresa y la emoción. En aquella carta te mandé unas fábulas que me gustaban y te pregunté ¿qué se estudia para ser escritor? Y ahí empezó todo. Un niño preguntó, alguien sabio contestó y un sueño comenzó a crecer.


La era del e-mail nos volvió a juntar. Estaba terminando la secundaria y te consulté sobre la carrera a seguir.  Me preguntaste si todavía seguía escribiendo y me pediste que escriba pensando en los jóvenes. Y esos cuentos se unieron sin pensar y se transformaron en un libro, gracias a vos: «Cuentos jóvenes para jóvenes». Y mi vida cambió para siempre: un chico del interior, de 21 años, ¡hacía su sueño realidad! 


Yo te llamaba por el apellido. ¿Qué dice Pisano sobre esto? ¿Qué haría Pisano si estuviera en mi lugar? Cada duda era un mail para vos, para saber tu opinión y tu visión de las cosas. ¡Esperaba ansioso las respuestas! ¡Y llegaban! Supiste descubrir en mí las ganas de escribir. Supiste ser mi guía constante. No hablabas de más, tus palabras siempre eran las justas y necesarias. Nunca me diste fórmulas, siempre acompañaste lo que naciera en mi corazón. Esos son los verdaderos guías, los que ayudan a descubrir y a volar, sin imponer ni exigir.


Me dejaste compartir muchas cosas con vos y aprendí muchísimo. Te vi actuar, hacer magia, dar conferencias, hacer radio, hacer la hojita, contar cuentos en colegios, te vi recitar acompañado de música…  Me enseñaste que no se puede remar en contra de uno mismo. Tus últimas palabras hacia mí, serán un sello para el resto de mi vida: «no hay justificación posible para que un artista se venda a algo que lo aleje de su destino»


La partida de un guía es dura. Pero todo lo que me enseñaste nunca se borrará. Es una semilla que seguirá creciendo. Lo prometo. Sin duda, desde ahora y para siempre, me guiarás desde una estrella. Agradezco infinitamente a Dios por haberte puesto en mi camino.


Juan Carlos Pisano: escritor, comunicador, catequista, actor, mago ilusionista... ¡Buena persona! Una vida comprometida con una misión: comunicar valores. ¡GRACIAS POR TODO! Que brille para vos la luz que no tiene fin.


>> martingoz@hotmail.com

 

2014/10  Palabras de Santiago Bonomini, ssp

 

Lo conocí en 1975, a raíz de un curso sobre audiovisualismo y evangelización que dictaban en el ISCE (del La Salle), J. Maubecín, R. Lío y S. Benetti. Lo acompañaba Inés, por entonces su novia. En 1976, con su colaboración y la de otros paulinos, comenzamos el Centro Paulino de Audiovisuales en el cual tuvo un papel muy importante dando cursos, encuentros, y asesoramiento, siendo parte del grupito de profesores del mismo.



En 1977 participé con otros sacerdotes en su matrimonio, fecundando con la gracia del sacramento dos vidas que fructificaron con iniciativas apostólicas a granel. Me alegró el que me haya elegido para bautizar a dos de sus hijos, Paula y Luis. Su vida fue plena en aportes, animación, creatividad…



En su despedida pude decir pocas palabras porque la garganta se me anudaba. Su polifacética personalidad daba para todo: catequesis, animación, cantos, juegos, formación, magia… En todo ponía el alma. Con todo se sentía que vibraba profundamente. Sus gestos trasparentaban un Jesús amado, asumido, compañero. Como la catequesis es vivencia y docencia, diría que era un docente nato.



Por todo ello, gracias, Juan Carlos. Marcaste un camino. La patria grande de Latinoamérica conoce de tus libros, de tus aportes, de tu enseñanza. Desde el cielo velá por Inés, por tus hijos, por tus nietos y por quienes te siguieron porque ibas detrás de Jesús.

 

2014/10  Palabras de Luis M. Benavides

 

«Quisiera hacer de mi vida una flauta de caña: derecha, sencilla y llena de música»  Rabindranath Tagore.

 

Y así era la vida de nuestro querido Caco. No sólo llena de música... llena de Inés, llena de su familia, llena de amigos.  Llena de cursos y encuentros catequísticos, llena de ideas y realizaciones creativas, llena de escritos y textos, llena de ocurrencias y sentido del humor, llena de autonomía y espíritu crítico, llena de disponibilidad y entusiasmo, llena de cuentos y dinámicas de grupo; llena de teatro y de magia... 

Llena, es decir, plena de amor por la vida, de amor por su familia, por la educación y la catequesis, plena de amor por Jesús... 


Juanca: ¡gracias por llenar nuestras vidas con tu música!

 
¡Nos vemos del otro lado...!  Con cariño de hermano y amigo.

 

2014/10  Palabras de Alfredo A. Resi

 

El Seminario de Catequesis San Francisco Solano y Juan Carlos Pisano


Me toca, como amigo y colaborador, hacer memoria de Juan Carlos Pisano. Aunque memoria nos remite a la idea de su ausencia, analizando todo cuanto hizo, creó, ideó y generó asumimos plenamente que Juan Carlos no se ha ido, está y seguirá estando en cada una de esas cosas.  El Seminario Catequístico «San Francisco Solano» en Caseros, provincia de Bs. As., es una de esas obras.


Permítanme aprovechar este espacio para contar mi experiencia personal, yo diría la gracia especial que tuve de haber conocido a Juan Carlos. Mi primer contacto con él fue en un Taller de Dinámica y Comunicación, una de sus grandes cualidades, que se dictaba en el auditorio que tenía la Editorial y Librería «Bonum» en la calle Maipú. Desde ese momento no sé por qué ni recuerdo como, me encontré charlando y colaborando en su departamento de la calle Calasanz. Allí vi nacer al periódico «Diálogo».


Recuerdo el tiempo y esmero que pusimos en diseñar su logo, con esa curva tan particular que lo caracteriza. Desde allí todos los miércoles por la mañana iba a su casa para ayudarlo y, charlando, fui aprendiendo de él todo cuanto generosamente entregaba. Luego esta práctica continuó en su departamento de Quintino Bocayuba. Llegar allí era encontrarse con una persona incansable en ideas, propuestas, proyectos y siempre con esa sonrisa y alegría que contagiaba. Allí vi crecer a sus hijos y allí un día sorpresivamente me propone acompañarlo en un nuevo proyecto encomendado por Mons. Héctor L. Villalba, Obispo que había asumido recientemente la diócesis de San Martín: fundar un nuevo Seminario de Catequesis para brindar una nueva opción en la formación de catequistas. Nadie mejor que él que amaba la catequesis para llevar este proyecto adelante.


Y así nació y creció el Seminario con la impronta de Juan Carlos. Pruebas y testimonios a la vista de este camino vivido en libertad, alegría y fraternidad son los que pasaron por allí y quedaron marcados para siempre. No hay nadie que no tenga palabras de agradecimiento por lo que recibieron del Seminario «San Francisco Solano» donde Juan Carlos supo imprimir su sello eligiendo a cada uno de los docentes y amalgamando un camino de crecimiento y formación integral no solo en vista de la pastoral eclesial, sino para la vida misma.


No es esto, insisto, una reseña de la labor de Juan Carlos, pues no alcanzaría ni el tiempo ni el espacio para detallar paso a paso todo lo que dio en sus múltiples facetas; otros podrán hacerlo mejor que yo. Solo me resta dar gracias por haber trabajado, colaborado y aprendido a su lado. Me cuesta decir con palabras lo mucho que le debo, fundamentalmente por su sincera amistad. Gracias, Juan Carlos, por haber pasado por nuestras vidas.

 

2014/10  Palabras de S.E.R. Mons. Adolfo A. Uriona fdp – Obispo de Añatuya

 

El 8 de septiembre recibí con congoja la triste noticia del fallecimiento de este gran laico, bien comprometido con su fe, que era Juan Carlos Pisano.

Si bien lo había sentido nombrar mucho por su extensa labor catequística, comencé a tratarlo más de cerca cuando se sumó a la Fundación Gottau para colaborar en las distintas actividades de la misma, llegando a formar parte del Consejo de administración.


Cuando le pedimos que realizara una semblanza del que fuera el primer obispo de Añatuya, Mons. Jorge Gottau, asumió con gran entusiasmo el proyecto haciéndolo con empeño, cariño e idoneidad. Supo captar con acierto el carisma de este gran hombre a quien llamó el «obispo de la promoción humana». Además, cuando iniciamos su causa de beatificación, elaboró la oración que rezamos constantemente a fin de que la Iglesia lo eleve a los altares.


Siempre estaba disponible para el servicio. Lo caracterizaba un espíritu jovial, una notable creatividad para la transmisión de los contenidos de la fe y un infatigable trabajo a pesar de la enfermedad que lo aquejaba.


Últimamente comprobábamos con preocupación que iban declinando sus fuerzas, sin embargo no perdía el temple, el humor, la jovialidad y su deseo de seguir trabajando por los demás, particularmente en aquello que lo apasionaba: la catequesis.


Estoy convencido que la Virgen Santísima lo ha tomado de la mano y lo ha llevado a su Hijo Jesús, haciéndolo gozar del eterno descanso, concediéndole, por su infinita misericordia, el merecido premio de los justos.

 

2014/10  Palabras de René Juan Trossero

 

Querido amigo Juan Carlos: te despido con pena por tu partida, con gratitud por el ejemplo que nos diste viviendo el amor de creyente cristiano y lo aconsejaste como catequista, como escritor, en tus conferencias y que mostraste con tu vida. Yo seguiré recordándote con amor y con la esperanza del reencuentro. 

 

2014/10  Palabras de Gustavo Adolfo Escobar

 

Subir unas empinadas escaleras hace ya muchos, muchos años para encontrarnos fue, visto desde hoy, la posibilidad de descubrir no solamente una persona diferente, sino un entorno diferente.


Surgen palabras que toman sentido en el recuerdo cuando la informalidad daba lugar a la creatividad, rebeldía era sinónimo de coherencia con un mensaje, y ese encuentro ayudaba a descubrir un hogar que abría sus puertas a quienes allí llegaban. Obviamente el motivo era un proyecto excusa valedera para comenzar a descubrir una persona llena de capacidades.


Y las palabras que en las diferentes charlas se pronunciaban denotaban un ser con una sensibilidad y una escucha diferente y amena.


En estos días que comenzamos a transitar otro encuentro diferente, de despedida, de dolor sereno, de entender que lo que dijimos siempre de resurrección, de vida plena no es una mera idea sino una realidad que compartimos junto a María Inés, a sus hijos, a sus nietos y a tantos amigos que cantamos, rezamos y pudimos decir juntos gracias a esta vida que nos tocó compartir.


Subir una empinada escalera de tu casa-oficina-hogar de aquel primer encuentro a atravesar la puerta de tu actual hogar ha sido siempre una oportunidad de redescubrir cada vez la magia del encuentro que vos, Juan Carlos, generabas en los que pudimos compartir retazos de vida.

 

2014/10  Palabras de Luis Casalá, sm

 

Mi relación con Juan Carlos tiene una larga historia. Nos conocimos en los 70. Yo era un joven religioso que me iniciaba en la tarea educativa, nunca lo tuve en clase; pero con él y con muchos jóvenes de su promoción comenzamos a organizar los Grupos Juveniles, que se articulaban en el “Movimiento Juvenil Apostólico” que tanta vida tuvo en su momento. A partir de allí se multiplicaron las jornadas juveniles, los servicios en las villas, las misiones de verano, las obras de teatro. Una profunda e intensa vida juvenil y apostólica que quedaría trunca con la llegada de la dictadura militar.


Juan Carlos tenía algo diferente. Por una parte se iba desarrollando en él la vocación de catequista. Y con él y un grupito de compañeros exalumnos nos animamos a intentar un cambio profundo en la catequesis del secundario del Colegio Marianista de Buenos Aires. Llegamos a trabajar hasta cuatro o cinco catequistas con un curso. Intentando crear pequeñas comunidades con los alumnos, dando una catequesis muy personalizada y comprometida con la vida.


Pero además en él se iba desarrollando una vocación que sería la que –según mi opinión– prevalecería a lo largo de su vida. Todos los que lo conocimos podemos afirmar que era una persona multifacética, creativa y siempre lista a lanzarse a nuevos desafíos. Pero lo que quiero destacar, fundamentalmente, es su talento y capacidad como COMUNICADOR.


La partida de Juan Carlos constituye un muy fuerte golpe para toda mi familia. Era el esposo de mi hermana Inés, padre de seis de mis sobrinos. Y todos hemos sido testigos de cómo Inés lo acompañó en su esfuerzo frente al deterioro de su salud. Pero es tremenda la pérdida que nuestra Iglesia sufre por no contar ya con este inmenso COMUNICADOR.


Juan Carlos, muchas veces en compañía de Inés, ha animado jornadas, encuentros, convivencias, acampadas, etc., a lo largo y a lo ancho del país. Con sus cuentos, con su simpatía, sus actuaciones, y últimamente con su magia, fue sembrando valores evangélicos.
A través de estas líneas quiero expresar en nombre de toda la Iglesia el agradecimiento y admiración por todo lo que nos regaló con su entrega incondicional al anuncio del Evangelio, por medios no convencionales.


¡Gracias Juan Carlos, podés descansar en PAZ, intentaremos seguir cultivando las semillas que vos sembraste en tantos lugares!

 

2014/10  Palabras de Eduardo Suriani (compañero de colegio)

 

Mi amigo Kako


Cuando te conocí, allá por el ’64 me llamó la atención verte siempre alineado, peinado a la gomina, siempre sonriente pero con moderación, voz segura y potente, muy inteligente y algo canchero. Nos fuimos conociendo y empezamos a compartir actividades fuera del colegio, descubrí tu ser hondamente cariñoso y afectivo.


En la primera visita a tu casa me sorprendiste con tus  dotes de mago. Con los años, crecía la amistad en el grupo y fuimos ganando la confianza de nuestros padres para comenzar a salir de casa. Así, aparecieron los campamentos, las idas al cine, al teatro, los partidos de futbol y los famosos «asaltos». En séptimo grado en el colegio, prestamos juntos  el primer servicio hacia afuera. Limpiamos varios miles de estampillas de correo para llevarlas luego a la sede de Obras Misionales Pontificias, para recaudar fondos para las misiones en África. Cajas y cajas llenas de estampillas que  apilábamos prolijamente. ¡Qué laburo!


Parecía que no íbamos a terminar nunca. Quizás esa fue la chispa que, años más tarde, nos llevó a asumir compromisos a la luz del Evangelio. En segundo año del secundario escribiste la primera obra de teatro, Las Guerras, que leímos entre varios compañeros una tarde en clase. Tiempo después presentaste “Un minuto y medio”, que representamos en el colegio con la participación de algunas chicas del Lenguas, para recaudar fondos para ir a misionar. El secundario lo recuerdo como la época más linda que hemos vivido como amigos.


Estábamos todo el día creando e inventando cosas distintas y divertidas. Poesías, músicas, obras de tea-tro, fotonovelas, etc. Éramos un grupo al que denominábamos «Perfecto», que se cristalizó a partir de las jornadas que nos dio el padre Julio Santamaría. Crecíamos en amistad, tratando de vivir en comunidad el Evangelio, abriéndonos a otros colegios de la zona.


Durante los meses de clases dábamos apoyo escolar a los chicos de  Villa Siete, Mataderos; en las vacaciones participábamos un mes de misión en el interior. En ese entonces nos sumamos al Movimiento Juvenil Apostólico integrado por jóvenes del barrio que coincidíamos en la inquietud de cambiar las estructuras injustas de la sociedad en la que vivíamos. Por supuesto tomaste la responsabilidad de hacer prensa. Finalizamos el secundario con la idea de seguir creciendo como amigos aunque ya no viéndonos todos los días, como antes. Cada uno en su carrera, generando espacios para encontrarnos y compartir lo que cada uno estaba viviendo. Comenzaste a estudiar periodismo en el Círculo de la Prensa, y a trabajar como bibliotecario y catequista en el colegio Marianista.


Seguiste escribiendo obras de teatro que representábamos en distintos lugares. Recuerdo Génesis y desarrollo de la opresión, que reflejaba la problemática de un pueblo con el dueño del agua, que vivimos en una misión en Guandacol, La Rioja. Tánatos, con la cual perfeccionaste la técnica, con personajes mejor definidos y concretos, que interpretaban las conductas humanas en situaciones límite. Tu notoriedad no impidió que siguieras siendo el Kaco, con el que crecimos desde la infancia. Muchas veces controvertido, procurando siempre la coherencia de la vida con el Evangelio, y siendo fiel a tus principios y escala de valores. Gracias Kaco por tu vida.

 

http://2.bp.blogspot.com/-YbYL3x6zO_M/VC3qyooq27I/AAAAAAAAI-k/1IiGjVneco0/s1600/PISANO1.jpg 2014/10  Palabras de Junta Catequística Arquidiocesana de Bs. As.

 

Juan Carlos Pisano un gran catequista, escritor, comunicador social e ilusionista. 

 

Juan Carlos era una buena persona, generoso, siempre dispuesto a dar una mano, aportando ideas... era una usina de ideas... Apasionado por la catequesis y la evangelización... se notaba que ardía su corazón por amor al Señor. 


Muy cercano, le gustaba compartir sus vivencias familiares, muchas veces lo hacía en Diálogo, o en sus presentaciones. Junto a Inés, su gran amor y compañera de camino, formó una hermosa y numerosa familia, comprometidos en el testimonio y la entrega.


Se ha ido un artesano del anuncio.

 

Que brille para él la Luz que no tiene fin!!


A lo largo de su carrera, se especializó en temas religiosos y de comunicación educativa.

  
Actualmente se desempeñaba como director de la Revista de la Fundación Gottau y El Mensajero de Itatí, redactor del periódico semanal «El Domingo» (Editorial San Pablo) y co-director y creativo del periódico semanal «La Hojita de los niños» de la misma editorial.

Coordinador de contenidos y redactor del periódico mensual "Diálogo". 


Profesor de Metodología y dinámica Grupal en el Seminario María Auxiliadora de Bs. As. 


Fue uno de los cuatro fundadores del Centro de Comunicación La Crujía. Desarrolló sus actividades en agencias de noticias, periódicos, revistas, emisoras de radio AM, FM y TV.

 
Fue profesor y secretario académico en la Escuela Superior del Círculo de la Prensa.

 
Desempeñaba la vicepresidencia de la Red de Magos Solidarios.

  
Animador, conferencista y coordinador de encuentros, seminarios y retiros en diversos países de Latinoamérica.

 
Desde 2006 co-organizaba proyectos comunicacionales con el Círculo de Comunicadores de Schoenstatt de la Argentina.  


Participó como disertante en numerosos Congresos, Simposios y Semanas de Estudio. 


Dictó cursos, charlas y conferencias en parroquias, colegios, facultades e instituciones educativas de la Argentina y Uruguay.


Autor de libros de interés general, especializados en comunicación y espiritualidad (Y por casa, ¿cómo andamos?; Comunicarse más y mejor; Colección Bienaventuranzas; Colección Padre nuestro; Cuentos rápidos para leer despacio; Cuentos rápidos para trabajar con valores y muchos otros títulos).


Junto con Carlos Seoane realizó recitales de evangelización.


Ha publicado discos compactos y casetes con reflexiones, cuentos y poemas y fue pionero de las nuevas formas de evangelización y educación con el arte (obras de teatro, cuentos con efectos de ilusionismo, títeres, juegos, etc.).


Como ilusionista, presentó diversos espectáculos tales como Cuentos con asombro, Cuentos con humor y magia. Fue autor de obras teatrales (La herencia, En el país de los ciegos, El arcón de Abril, Mi primera vez, Thánatos, Rejas, y una docena de títulos más) y de textos de catequesis para la Educación General Básica, el Polimodal y la catequesis parroquial (Editorial Bonum, San Pablo y EDB).


Fue premiado en numerosas ocasiones por trabajos de su autoría y por su trayectoria: Testimonio Unión Nacional 2008, Feria Internacional del Libro de Bs. As.; Signis Argentina; Galardón Cruz del Sur Exposición del Libro Católico y otros.



En memoria agradecida a un gran catequista


y colaborador de la evangelización.
 

 

2014/10  Palabras de Las Melli

http://4.bp.blogspot.com/-1pA_wGRnujo/VC33MhmXk6I/AAAAAAAAI_I/8jyIWmshJEs/s1600/PISANO5.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 ¿Alguna página o links no funciona bien? ¿Te gustaría algún contenido en particular? Ayúdanos a mejorar el portal entre todos! Esperamos tus comentarios... »  

 

 

 

¿Te gustó el portal?

Trabajamos las 24hs para que encuentres todos los recursos y servicios católicos en un mismo lugar, filtrando y ordenando todas las buenas herramientas espirituales de la web. Además creamos contenidos católicos para que puedas avanzar en tu fe!

Ayúdanos a continuar con este hermoso proyecto evangelizador...

 Click aquí para aportar tu granito de arena!

 

 .

 

 

¿Qué significa SECCIÓN “EXTERNAS”?  >> Se reconocen por su marcado color bordó en las barras con títulos principales. Son páginas libres del marco izquierdo de publicidad del portal. Están dedicadas especialmente para terceros particulares e instituciones que no poseen espacio web y quisieran tener un espacio gratuito dentro del portal para difundir sus actividades católicas o incluso teniendo un espacio quieren participar dentro del portal con sus contenidos. No tienen vinculación con el portal. El portal se limita a publicar lo que ellos deseen difundir en esa sección especialmente creada para ellos. Los nombres son definidos de común acuerdo con los destinatarios de los espacios web. Siempre son: www.unioncondios.org/elnombrequeelijan

Pueden conocer el listado de espacios gratuitos al presente momento visitando: www.unioncondios.org/espaciosgratuitos

 

Dentro del portal existen otras secciones también:

 

1)     Sección “Principales”: Se reconocen por su marcado color azul en las barras con títulos principales. Integran la sección principal las 28 áreas más importantes del portal que remiten a todas las áreas de la teología católica. Intentamos que todos los temas teológicos puedan “encajar” dentro de estas áreas. Pueden incluirse algún que otro tema que forme parte de la sección principal. Como todas las secciones tiene su página principal (que en este caso tiene publicidad del portal del lado izquierdo) y las páginas secundarias sin publicidad para darle lugar y espacio a los contenidos propios de la sección.

2)     Sección “Especiales”: Se reconocen por su marcado color verde en las barras con títulos principales. Esta sección integra páginas creadas especialmente para tratar algunos temas importantes dentro de la espiritualidad católica como pueden ser el santoral, los documentos de la Iglesia, homenajes a personalidades de nuestra Iglesia, incluso para destinatarios especiales como pueden ser los jóvenes, ancianos, familias, etc.

3)     Sección “Organización”: Se reconocen por su marcado color gris en las barras con títulos principales. Esta sección está formada por todas las páginas del portal que, de alguna manera, ayudan a la estructura y organización del portal. Tienen por lo general una función directiva, informativa o de facilitación de recursos para los navegantes del portal.

4)     Sección “Recursos Extras”: Se reconocen por su marcado color violeta en las barras con títulos principales. Se incluyen aquí otros recursos y servicios que brinda el portal como cursos, retiros, grupos de oración, presencia y acompañamiento desde las redes sociales, emails, etc.

Siempre para más información visitá nuestro mapa del sitio www.unioncondios.org/mapadelsitio

 

ATENCIÓN: LA PRESENTE PÁGINA CORRESPONDE A UNA SECCIÓN EXTERNA. HA SIDO CREADA EN FORMA GRATUITA POR EL PORTAL UNIONCONDIOS.ORG PARA QUE ALGUNOS AMIGOS DEL PORTAL QUE TRABAJAN POR LA EVANGELIZACIÓN Y BUSCAN LA UNIÓN CON DIOS Y, EN MUCHOS CASOS NO CUENTAN CON RECURSOS INFORMÁTICOS, PUEDAN TENER PRESENCIA EN INTERNET Y DENTRO DEL PORTAL. LOS CONTENIDOS Y MENSAJES TRANSMITIDOS EN LA PRESENTE PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS RESPECTIVOS ANUNCIADORES. EL PORTAL SE LIMITA A PRESTAR Y ORGANIZAR EN FORMA GRATUITA EL PRESENTE ESPACIO PARA DIFUSIÓN DE SUS PROYECTOS. EL PORTAL NO INTERVIENE NI ORGANIZA NI TIENE VINCULACIÓN NI ES RESPONSABLE NI ESTÁ A CARGO DE NADA QUE NO ESTÉ CLARAMENTE EXPLICITADO EN LA PRESENTE PÁGINA Y SÓLO PARA EL ALCANCE Y EN LA EXTENSIÓN DE LO MENCIONADO. EL PORTAL SE LIMITA A LA DIFUSIÓN GRATUITA DE LOS PRESENTES CONTENIDOS NO INTERVINIENDO EN NADA NI SE HACE RESPONSABLE DE NADA DE LO MENCIONADO EN LA PRESENTE. SI TRABAJAN POR LA EVANGELIZACIÓN BUSCANDO LA UNIÓN CON DIOS DE LAS PERSONAS, DENTRO DE LA ESPIRITUALIDAD CATÓLICA Y DESEAN TENER UN ESPACIO WEB DENTRO DEL PORTAL PUEDEN ESCRIBIRNOS PARA PEDIRLO GRATIS A: contacto@unioncondios.org PARA MÁS INFORMACIÓN CONSULTE NUESTROS TÉRMINOS Y CONDICIONES DE USO Y LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE DATOS.-

 

 

 

 

 

 

                                                                                                            » Llegaste...  Gracias por leer hasta el final de la página!

 

        

 Copyright © Portal católico www.unioncondios.org ® Santos Nicolás Salomón - Todos los derechos reservados ® sitio web registrado - República Argentina

 

Toda la información textual y gráfica de la presente página ha sida extraída de sitios de internet de acceso público a menos que se indique lo contrario.

 [ Portal diseñado para una resolución óptima de 1280x768 píxeles o superior. Se recomienda utilizar como navegador Mozilla o Internet Explorer 5.0 o superior para una visualización correcta. Cualquier inconveniente en la visualización, por favor, avísenos. ]

 

Nuestro objetivo de trabajo diario » Llegar a ser el mayor portal de formación católica y acompañamiento espiritual

de habla hispana desde Argentina al servicio de toda la Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

 

Se autoriza la difusión de todos los contenidos propios del portal siempre que sea sin fines de lucro, a condición de citar la fuente (www.unioncondios.org) y enviarnos un email para avisarnos: contacto@unioncondios.org así nos ayudas para que más hermanos puedan conocer la existencia, los recursos y servicios que brindamos desde el portal!